Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Civil

Reclamaciones de salarios

El trabajador puede reclamar los salarios impagados del año natural anterior a la reclamación. Este plazo de 1 año puede interrumpirse mediante burofax o, lo más recomendable, mediante una demanda de conciliación ante el Servicio de mediación y actos de conciliación (SMAC en Cataluña o CEMAC en otras Comunidades).
Contacta con nosotros
¿Cómo reclamo los salarios impagados?

  • Conciliación 
Es obligatorio presentar una papeleta de conciliación ante el SMAC o CEMAC, que citará al trabajador y a la empresa a una conciliación. No se trata de un juicio ni nada parecido. En este acto se podrá llegar a un acuerdo o no. En cualquier caso, RIU & SIMANS Abogados en los días previos al acto de conciliación intenta, si el cliente está de acuerdo, negociar una solución no judicial del asunto.

En caso de alcanzar un acuerdo, el día de la conciliación se hace un acta en la que consta lo que se ha acordado, el plazo para hacer el abono y la forma de hacerlo – generalmente se suele indicar la cuenta corriente que tenía el trabajador –. Este acuerdo en conciliación es ejecutivo: de forma resumida, sería como una Sentencia y si no se cumple se pedirá al Juzgado que lo haga, junto con la reclamación de los intereses correspondientes.

Si no hay acuerdo, sólo queda demandar e ir al Juzgado.
  • Reclamación de salarios en el Juzgado
La reclamación judicial se puede hacer de dos maneras:

1) Mediante un procedimiento llamado monitorio laboral para los importes de salarios impagados no superiores a 6.000 euros, y siempre que se cumplan otros requisitos. Si la Empresa se opone el procedimiento se convierte en un procedimiento ordinario.

2) Mediante un procedimiento laboral ordinario que, normalmente, será más lento y que se debe utilizar cuando los salarios impagados son superiores a 6.000 euros, o bien cuando el empresario se niegue a pagar los salarios impagados en el proceso monitorio.

IMPORTANTE: El hecho de no cobrar el salario no implica que se pueda abandonar el puesto de trabajo. En ese caso, se estaría “haciendo un favor” a la empresa ya que sería como una dimisión o una baja voluntaria. Por tanto, el trabajador no tendría ni paro, ni indemnización.

La recomendación es que, si se produce un impago continuado de salarios, se solicite judicialmente la extinción del contrato ya que al no abonarse el salario se estarían vulnerando los derechos del trabajador. En ese caso, si el Juzgado considera extinguido el contrato de trabajo por impago de salarios, se generará una indemnización equivalente a la del despido improcedente.
¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros

¿Necesitas ayuda?
Contacta con nosotros